¿Cómo puedes salvar el mundo gracias a Internet?

Resumen: Si quieres cambiar el mundo pero no sabes por dónde empezar, vamos a mostrarte una serie de proyectos que se realizan a través de páginas webs y aplicaciones móviles que te permitirán encontrar la causa por la que quieres luchar. ¡Esta es tu guerra!

Apaga tu teléfono para hacer la revolución

¿Serías capaz de desconectar tu móvil para ayudar a los demás?

Yukan es una aplicación a través de la cual el usuario puede realizar contribuciones a organizaciones no gubernamentales al desconectar su teléfono. Cuanto más tiempo pases el usuario con el teléfono desconectado más dinero se donará a organizaciones con fines sociales. Funciona de la siguiente manera, el usuario elige un tiempo de desconexión, con excepciones, es decir, se podría recibir llamadas pero no mensajes de whatsapp o viceversa y la organización no gubernamental a la que se desea donar. Parece simple pero ¿de dónde sale el dinero? Las empresas privadas pagan para publicitar su lado solidario en la aplicación. Entonces, ¿estarías dispuesto a desconectarte un poco para ayudar a los demás? 

Salva los bosques al despertarte cada mañana

Esta idea es especialmente original y astuta. Se llama EcoAlarm, una alarma para el teléfono con la que se puede contribuir a la conservación de los bosques. Este es su modus operandi: en primer lugar debes sincronizar una cuenta de spotify con la alarma del despertador. Una vez lo hayas hecho, podrás elegir cualquiera de las canciones que tiene la plataforma para despertarte. Pero en lugar de elegir una de Rosalía, escogerás una de la de EcoAlarm, que dispone de una lista de sonidos de la naturaleza, por lo que despertar con ellos no te molestará. 

¿Y eso en qué ayuda a los bosques? Spotify paga derechos de autor a los músicos cada vez que se reproducen sus canciones, de modo que cada vez que suene tu despertador, Spotify pagará a EcoAlarm derechos de autor que la aplicación donará para la salvación de los bosques. ¿Brillante, verdad?
 

Comparte tu comida con los niños que pasan hambre

Con muy poco dinero podemos dar de comer a muchos niños.

Es una sensación realmente desagradable cuando no terminamos nuestra comida y vamos a tirarla a la basura sabiendo que muchas personas en el mundo están pasando hambre. Con esta idea, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas ha creado una aplicación llamada Share The Meal, para que los usuarios puedan compartir su comida con los niños que pasan hambre. Lo que realmente se hace en esta aplicación es donar 40 céntimos, que es lo necesario para poder alimentar a un niño del tercer mundo. Existen multitud de proyectos y puede pagarse a través de Google Pay.

Ayuda al mundo mientras pierdes calorías

Gracias a la conocida aplicación Charity Miles podemos donar mientras caminamos, corremos o vamos en bicicleta. Una vez te has descargado esta aplicación y has elegido tu causa, debemos recorrer kilómetros. Cuantos más mejor. El contador funciona exactamente igual que el de otras aplicaciones de ejercicio, con la salvedad de que además de contar las calorías que has perdido, también realiza donativos en tu nombre.

El mundo cuenta contigo. No le falles.

Cada vez más personas se interesan por contribuir y ayudar al resto.

La aplicación Haces falta es una herramienta para poder encontrar un voluntariado o incluso un empleo. A través de ella hay más de 5.000 Organizaciones No Gubernamentales que buscan gente para poder colaborar con ellos. Una vez te hayas inscrito en la aplicación, dispones de un buscador para poder encontrar el voluntariado que estás buscando, con opciones como voluntario presencial o virtual, internacional o el ámbito de la causa social. Una vez hayas postulado, la Organización No Gubernamental se pondrá en contacto contigo para que puedas empezar tu nueva aventura en sus proyectos.

Como has visto existen muchas y diversas formas con las que puedes ayudar al resto del mundo. Además, ya no hace falta necesariamente que des tu dinero o que te traslades lejos de tu casa para poder contribuir a una casa. Ayudar a los demás nunca ha sido tan fácil. La pregunta ahora es, ¿estás dispuesto a hacerlo?

Redactor

Escrito por Alejandro Plaza

Actualizado el 6 Nov, 2020